Ley de Fomento a la Cultura Independiente: producir fuera del circuito oficial

por Redacción La Primera Piedra

Un conjunto de organizaciones agrupados en el colectivo Cultura Unida presentó en la Legislatura Porteña un proyecto de Ley de Fomento a la Cultura Independiente para garantizar una distribución más equitativa del presupuesto de cultura de la Ciudad de Buenos Aires. En un contexto de ajuste que afecta a los espacios autogestivos, la normativa se presenta como una necesidad urgente para incentivar la producción cultural por fuera de los circuitos masivos. (Foto: Cultura Unida)



A principios del mes de noviembre se conoció que, de aprobarse el proyecto presupuestario del actual gobernador de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta, la cartera cultural tendrá, en 2018, un recorte del 6 por ciento con respecto al de este año. Los espacios autogestivos e independientes vienen sufriendo desde hace tiempo una política que los excluye y censura en beneficio de la promoción del circuito masivo y de los grandes eventos. Las medidas económicas y el contexto inflacionario y de ajuste los llevó a declararse en emergencia durante el 2016: muchos lugares se vieron obligados a cerrar sus puertas ante la imposibilidad de afrontar aumentos tarifarios que llegaron hasta un 400%.

Un conjunto de organizaciones agrupadas en el colectivo Cultura Unida presentó ante la Legislatura Porteña el proyecto de Ley de Fomento a la Cultura Independiente. El objetivo es garantizar a los programas de incentivo a la producción cultural un mínimo de un 3,5 por ciento del presupuesto total de cultura de la Ciudad.

Frente a este panorama, un conjunto de organizaciones agrupadas en el colectivo Cultura Unida presentó ante la Legislatura Porteña el proyecto de Ley de Fomento a la Cultura Independiente. El objetivo es garantizar a los programas de incentivo a la producción cultural un mínimo de un 3,5 por ciento del presupuesto total de cultura de la Ciudad, que suele beneficiar a los grandes organismos o instituciones oficiales, como el Teatro San Martín, el Teatro Colón, el Centro Cultural Recoleta y la Usina del Arte, entre otros. De acuerdo a Página/12, desde el año pasado, estos ámbitos obtuvieron un aumento del 40 por ciento de sus fondos.

(Leer nota relacionada: El año de Macri: un ajuste de tipo empresarial y la cultura pensada como un “gasto”)




El proyecto beneficiaría a programas esenciales para el fomento de la cultura independiente, como Proteatro, BAMúsica, Prodanza, BAmilonga, Proescritores y el Fondo Metropolitando de la Cultura, las Artes y la Ciencia. Este último funciona como una herramienta fundamental para asistir a todas las actividades culturales independientes, especialmente a las que no cuentan con ley de concertación. Luego de la sanción de la Ley de Centros Culturales, y a falta de una norma específica, el Fondo creó una línea para acompañar el desarrollo de este sector.

Con ese 3,5% del presupuesto de cultura, nos multiplicamos. Más espacios culturales en la Ciudad, más artistas, más gestores y productores culturales podremos hacer más cultura, garantizando el acceso a más espectadores”, afirman desde Cultura Unida. Además, afirman: “pese al poco presupuesto destinado, a enfrentar un aumento generalizado de los costos fijos, una merma en los consumos culturales y sin trasladar los aumentos al precio de las entradas, el sector de la cultura independiente hoy incluye a más de 500 espacios, donde se producen anualmente 100.000 funciones en las que actúan 700.000 artistas con más de 5.000.000 de espectadores. La aprobación de esta Ley generaría miles de puestos de trabajo relacionados con el mundo de la cultura y de las artes”.   

El sector de la cultura independiente hoy incluye a más de 500 espacios, donde se producen anualmente 100.000 funciones en las que actúan 700.000 artistas con más de 5.000.000 de espectadores. La aprobación de esta Ley generaría miles de puestos de trabajo relacionados con el mundo de la cultura y de las artes”.

“En los últimos años diversos manejos en las leyes han hecho que se reduzca la participación de estos organismos en el presupuesto total de cultura de la Ciudad, hasta representar sólo el dos por ciento, cuando venía siendo cerca del tres. Creemos que esto es lo mínimo que podemos pedir para garantizar el desarrollo de estos programas que están estipulados por ley”, expresó a Página/12 Claudio Gorenman, representante del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos (MECA) y de Abogados Culturales, ambas dentro de Cultura Unida.

El proyecto de Ley de Cultura Independiente surge así como una propuesta fundamental para dar un lugar a artistas, gestores y trabajadores de la cultura que forman parte de un modelo que ha sido perjudicado en función de la producción masiva y oficial. Ahora que ya fue presentado en la Legislatura, en el día de hoy, a las 18hs se llevará a cabo una presentación en el Club Villa Malcom (Av. Córdoba 5064), donde Cultura Unida expondrá las líneas centrales del mismo.


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR