Avianca, Macri y una nueva vuelta atrás por conflicto de intereses

por Lucía De Dominicis

El caso Avianca amenazó con convertirse en un nuevo escándalo para Mauricio Macri. Luego de la denuncia por el caso de Correo Argentino, el presidente fue nuevamente imputado por un posible conflicto de intereses. Durante el mes pasado, se conoció la venta de activos de MacAir, aerolínea que pertenecía a su familia, a la multinacional Avianca, poco tiempo antes de que el gobierno propusiera adjudicarle nuevas rutas aéreas locales que compiten directamente con Aerolíneas Argentinas.


Mauricio Macri asumió la presidencia embanderándose en el discurso de la rendición de cuentas al pueblo y la total transparencia de sus decisiones. Quizás por esa razón cada una de las denuncias por conflicto de intereses contra el presidente bajan notoriamente su imagen pública en las encuestas. Eso mismo fue lo que ocurrió a principios de este año, cuando fue imputado tras proponer el perdón de la deuda millonaria entre Correo Argentino, la empresa manejada por su padre, Franco Macri, y el Estado nacional.

“No hay ningún hecho de corrupción en Avianca” afirmó el presidente Macri en su entrevista con Mirtha Legrand el sábado pasado. El conflicto surgió luego de que se conociera que la aerolínea de origen colombiano a la que el Estado nacional iba a adjudicarle líneas aéreas para comenzar a operar en el país había comprado recientemente la aerolínea de la familia presidencial por 10 millones de dólares.

El conflicto surge luego de que se conozca que la aerolínea de origen colombiano a la que el Estado nacional adjudicó líneas aéreas para comenzar a operar en el país había comprado recientemente la aerolínea de la familia presidencial por 10 millones de dólares.

Entre sus múltiples inversiones, el presidente Mauricio Macri, junto a su padre Franco Macri, contaban con una aerolínea llamada MacAir Jet, que formaba parte del grupo Socma. Esta empresa contaba con 5 aviones y un hangar en Aeroparque, que pasaron a formar parte de los activos de la empresa Avianca.


macri (1)


El año pasado el presidente Macri había anunciado su plan de que nuevas aerolíneas llamadas low cost comiencen a operar en el país. Durante el mes de febrero fueron aprobadas 135 rutas aéreas locales e internacionales correspondientes a 5 nuevas aerolíneas que iban a desembarcar en el país. Entre ellas, se encontraba Avianca, a la que le habían sido adjudicadas 16 rutas nacionales.

Durante el mes de Febrero fueron aprobadas 135 rutas aéreas locales e internacionales correspondientes a 5 nuevas aerolíneas que iban a desembarcar en el país.

Tras conocerse la aprobación de Avianca luego de la compra de MacAir, el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº1, Jorge Di Lello resolvió imputar al presidente Macri, junto a su padre, al secretario general de la presidencia, Fernando De Andreis y a los directivos de la empresa Avianca. La causa se basó en una potencial “asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias”. Días después también fue imputado el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, por posibles vinculaciones con otra de las aerolíneas aprobadas, FlyBondi.

La causa se basó en una potencial “asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias”.

La segunda imputación del presidente en un caso de conflicto de intereses con los millonarios negocios de su familia obligó al gobierno a dar marcha atrás una vez más. Al igual que sucedió con el caso de Correo Argentino (y antes con el polémico anuncio de que los familiares del gabinete iban a participar del blanqueo), el gobierno continuó afirmando que no hay ningún ilícito, pero de todas formas retrocedió a último momento para evitar un impacto mayor en la opinión pública.

En conferencia de prensa, el Jefe de Gabinete Marcos Peña anunció que “el presidente no quiere ningún tipo de duda”,  por lo que pedirá que se apliquen dos nuevos decretos contra el conflicto de intereses en contrataciones y licitaciones, antes de aprobar las rutas propuestas por Avianca. Tampoco fueron adjudicadas las rutas de FlyBondi, pero por razones técnicas.

Los anuncios y retrocesos se han vuelto moneda corriente en las decisiones del gobierno de Mauricio Macri. Cercado por las abruptas caídas de imagen en la opinión pública, se demuestra una vez más la importancia de que el pueblo mantenga una actitud alerta frente a potenciales casos de corrupción. La exigencia de transparencia debe venir de todos.


 También te puede interesar:

Macri y Correo Argentino: la deuda imperdonable

Macri en el Congreso: lo que el discurso nos dejó

Paro docente: la incansable lucha por el reconocimiento salarial

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR