Entrevista a Juan Cabandié: “Macri mintió durante su campaña. Básicamente es un gobierno de derecha”

por Gustavo Yuste

Diálogo con el diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires y dirigente del Frente para la Victoria. “Yo creo que tienen una idea equivocada, son muy temerosos de los medios de comunicación”, afirma sobre el resto de la oposición al gobierno de Macri. Además, sobre su restitución por parte de Abuelas de Plaza de Mayo, sostiene: “No sos íntegramente libre si no conocés tu origen”. El rol como oposición, las medidas tomadas por Cambiemos y la vuelta de Cristina Kirchner: “Convocar a un Frente Ciudadano es superador”, señala.



1Juan Cabandié Alfonsín (38) es Diputado Nacional por el Frente para la Victoria (Fpv) con mandato hasta el 2017. Además, es un dirigente político peronista y militante de la agrupación La Cámpora.

Nació en cautiverio en el centro clandestino de detención ESMA, durante la última dictadura cívico militar en Argentina y es el nieto restituido n.º 77 por las Abuelas de Plaza de Mayo.

(Leer nota relacionada: Entrevista a Estela de Carlotto: “Desde el gobierno están desarmando todo lo relativo con el área de Derechos Humanos” )


Los 4 meses de gobierno de Mauricio Macri: “Este gobierno es una derecha liberal “

— ¿Qué balance hacés de la gestión de Macri hasta el momento?|

— En primer lugar, creo que Macri ha mentido durante su campaña. Básicamente es un gobierno de características de derecha en cuanto a lo político y liberal en lo económico. Creo que esas categorías siguen existiendo, son vigentes, a pesar de que se las catalogue como algo viejo. Este gobierno es una derecha liberal porque tiene las recetas económicas típicas: el achicamiento del Estado, endeudamiento y ajuste. En cuanto a lo político, el hecho de desechar la militancia diciendo que es “grasa militante” o que los trabajadores estatales son “ñoquis” también tiene un tinte de derecha. Lo mismo con amenazar que las protestas sociales van a tener cinco minutos para irse o los van a desalojar. Después uno puede pensar en los alineamientos políticos a nivel internacional que el Pro compone.

En primer lugar creo que Macri ha mentido durante su campaña. Básicamente es un gobierno de características de derecha en cuanto a lo político y liberal en lo económico.

— ¿Ves un giro en ese sentido? Se habla de que Macri le daría más la espalda a la Unasur.

— Sí, claro, además el Pro integra Internacionales de partidos donde también está el Partido Republicano de Estados Unidos o el Partido Popular de España. Eso marca también una idea política. Más allá de esas categorías, creo que hay algo muy necesario para mencionar, que tiene que ver con la afectación de las ideas del presidente sobre los ciudadanos.

— ¿En qué sentido?

— Uno no puede escaparle a la economía doméstica de cada familia. El aumento tarifario abrupto en todos los servicios públicos esenciales obviamente reduce la capacidad de consumo y mengua la calidad de vida de las familias. Si nos abocamos a las decisiones de política económica de liberar las importaciones indiscriminadamente, eso afecta a las Pymes o a las economías regionales, como dijo en su discurso Cristina. Al mismo tiempo, el hecho de eliminar las retenciones a la producción agropecuaria va en el mismo sentido: trasladar a los ciudadanos mediante el aumento de tarifas lo que el Estado recaudaba a partir de cobrar derechos de exportación a los exportadores de materia prima. El gobierno de Macri benefició a ese sector y perjudicó al resto de los ciudadanos.


3


— Al gobierno de Macri se lo suele llamar la “CEOcracia”, por la cantidad de altos empresarios que ocupan cargos en el gabinete. ¿Cual es tu opinión sobre eso?

— Sí, es muy llamativo. Que la abogada del banco HSBC en la denuncia contra la fuga de capitales hoy sea una de las principales funcionarias de la UIF, un organismo encargado de investigar delitos financieros, va en ese sentido. También podría decirse lo mismo del Ministro de Energía, Juan Aranguren, ex presidente de Shell y actual accionario. El gobierno lo está claramente favoreciendo. Hoy, Aerolíneas Argentinas carga combustible con Shell, por ejemplo. Si eso no es corrupción, ¿qué es? Está el favoritismo que hay con empresas que no son del Estado, Aerolíneas Argentinas es una de las víctimas. Se abren rutas para otras aerolíneas que antes eran de su exclusividad.

El aumento tarifario abrupto en todos los servicios públicos esenciales obviamente reduce la capacidad de consumo y mengua la calidad de vida de las familias. Si nos abocamos a las decisiones de política económica de liberar las importaciones indiscriminadamente, eso afecta a las Pymes o a las economías regionales, como dijo en su discurso Cristina.

— ¿Se puede hablar de una vuelta de los grupos económicos concentrados al poder en Argentina?

— Sí, hubo muchos grupos poderosos de la economía que han festejado con el triunfo de Macri porque aspiraban a optimizar sus utilidades a costas de las mayorías. Eso se da principalmente ante la posibilidad que les dio el presidente actual de fugar capitales sin ninguna restricción. Siempre vamos a tener un problema de divisas y escasez de dólares si le dejás a los empresarios sacarlas del país. Cuando uno se pregunta por qué Brasil no tiene problemas en su balanza comercial es porque tienen un tejido industrial tan alto y tan grande que permite exportar. Para llegar a ese escenario, tenés que insistir durante décadas con la industrialización de tu país y la necesidad de un mercado interno fuerte. Si vos le sacás a la sociedad la posibilidad de consumo, las industrias cierran. Así nunca vas a llegar a solucionar los problemas con el dólar, es así de sencillo.

— En la campaña presidencial, el kirchnerismo había denunciado que esas medidas se iban a tomar. Desde el macrismo los acusaron de que se trataba de una “campaña del miedo” que ustedes intentaban hacer. ¿Por qué pensás que la gente terminó creyéndole a Cambiemos?

— Yo creo que tiene que ver mucho con los medios de comunicación. Todos han sumado un poco para generar una confusión en las personas. A uno no deja de llamarle la atención el por qué la gente compra ese discurso. No fue muy lejano lo que pasó en la crisis económica del año 2001, acá o durante los últimos años de la década del 90′. En mi caso, pensé que los ciudadanos no iban a caer en esa confusión por todo lo que se había sufrido como nación y sociedad. Sin embargo, volvimos a tropezar con la misma piedra. Creo que los medios tienen un rol principal en eso. Después, uno puede interpretar que hay alguna decisión de países como Estados Unidos que influyen y generan desestabilizaciones. El tema de los Fondos Buitres está en el mismo marco. Además, el sector económico financiero ayudó a generar desequilibrios en nuestro gobierno a partir de intentar generar corridas cambiarias. Ocurrieron diez aproximadamente durante nuestro mandato.

No fue muy lejano lo que pasó en la crisis económica del año 2001 acá o durante los últimos años de la década del 90′. En mi caso pensé que los ciudadanos no iban a caer en esa confusión por todo lo que se había sufrido como Nación y sociedad. Sin embargo volvimos a tropezar con la misma piedra.


4


Razones de la derrota kirchnerista: “Nuestra deuda pendiente como gobierno fue prestar más atención a la vida en los grandes centros urbanos”

— Ahora con el resultado consumado y luego de estos meses de gestión, ¿qué errores podrías ver dentro del kirchnerismo que llevaron a perder la elección?

— Yo creo que no hay un solo error, hay muchos. Yo tengo una mirada muy particular al respecto, que quizás no se escucha: nuestra deuda pendiente como gobierno fue poner más ahínco en la cotidianidad que hace a la vida en los grandes centros urbanos. Algo que yo llamo “derechos urbanos”. Tienen que ver con la movilidad, el ambiente, la basura, transporte, luminaria. El Estado Nacional tiene que trabajar esencialmente las políticas nacionales, ya que según nuestra Constitución las cuestiones municipales corresponden a cada municipio, pero entiendo que había una demanda de algunos sectores urbanos que no supimos ver. El macrismo los interpretó bien en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, también pienso que hay otras demandas ya cumplidas, lo cual habla de una falta de reconocimiento. Si en el 2001 contabas las moneditas para poder ir al trabajo y hoy pedís reducir tu tiempo de viaje, es porque las cosas han mejorado.

— Lo último a lo que hacés referencia se puede ver un poco a nivel regional, ¿no? Donde los gobiernos populares ganan cada vez más descontento dentro de la clase media o las “nuevas clases medias” que ellos mismos generaron.

— Sí, yo creo que eso hay que mirarlo regionalmente. Creo que Evo Morales ha tenido políticas específicas dentro de centros urbanos que fueron muy interesantes. Eso le valió más apoyo en esas zonas, a pesar del referéndum, el cual es un capítulo aparte. Entiendo que Rafael Correa está en la misma situación en Ecuador, sobre todo con la ciudad digital que está en proceso de construcción. Creo que los gobiernos nacionales, populares, tenemos la obligación de ver eso también.


Lo que la vuelta de Cristina Kirchner dejó y las causas judiciales: “Convocar a un Frente Ciudadano es superador”


— ¿Qué sensaciones te dejó el discurso de Cristina a la salida de Comodoro Py frente a la multitud que la fue a acompañar?

— Sensaciones múltiples. Una cosa es lo afectivo, lo más del corazón, que tenía que ver con la ansiedad de todos para que ella vuelva a Buenos Aires, para que hable largo como lo hizo. Por otro lado, están las sensaciones de la racionalidad, donde puedo decir que fue un discurso de concatenación de conceptos muy profundos. Cristina tiene esa capacidad de hacerlos llanos y entendibles para todos. Además, también logró fijar algunos aspectos vinculados al qué hacer como proyecto político. Eso de convocar a un Frente Ciudadano que incluya a aquellos que incluso no piensan como nosotros. Eso es superador.

— Con respecto a las causas contra Cristina Kirchner y otros funcionarios kirchneristas, ¿qué opinión tenés?

— Yo creo que ahí hay una profunda embestida judicial contra Cristina. Principalmente porque algunos actores del poder judicial no son independientes, sino que son jueces que reciben órdenes del actual gobierno o del poder económico. También las recibían durante nuestro gobierno. Por otro lado es importante decir que si hay pruebas contundentes, la justicia tiene que correr por su carril y que investigue, pero que lo haga con todos.

Yo creo que ahí hay una profunda embestida judicial contra Cristina. Principalmente porque algunos actores del poder judicial no son independientes, sino que son jueces que reciben órdenes del actual gobierno o del poder económico.

— ¿A quiénes te referís con todos?

— Tenemos a dos intendentes del conurbano bonaerense, además del propio presidente Macri, implicados en los Panamá Papers: uno es Grindetti, de Lanús y el otro es Jorge Macri, de Vicente López. También hay muchos otros hechos, como el caso del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, que fue procesado por la Corte Suprema por el megacanje de la deuda de la crisis del 2001. También está la valija de la vicepresidenta Gabriela Michetti, que pocos saben de qué se trata. (NdE: se trata de una  valija perdida por unas horas por la vicepresidenta tras su regreso de la cumbre de la CELAC en Ecuador. La misma está repleta de joyas y alhajas supuestamente regaladas a Michetti durante su estadía en Ecuador y Chile).


5


Las rupturas en el kirchnerismo y la oposición al gobierno: “La única oposición al macrismo es el Frente para la Victoria”.

— En tu calidad de diputado nacional, ¿cómo ves las rupturas dentro del kirchnerismo? Sobretodo el sector liderado por Diego Bossio.

— Yo creo que han sucedido porque algunos no entendieron cuál es el rol de la oposición. Algunos tienen nostalgia de “la alfombra roja y el palacio”, no se dan cuenta de que no somos más gobierno y quieren ganar cierto lugar a pesar de no ser más funcionarios. También tiene que ver con las endebles convicciones de algunos de ellos y la mala interpretación de la política.

— ¿A qué te referís con eso?

— Si tu aspiración es parecerte a Macri pensando que así vas a conseguir más votos, la gente siempre entre el original y la copia, va a preferir al original. Si vos creés que a Macri le va a ir bien como presidente haciendo este ajuste, está en la conciencia de cada uno lo que piensa. Yo entiendo, como dice Charly García, que cuando el mundo tira para abajo, es mejor no estar atado a nada: si se cae la imagen de Macri, se va a caer la imagen de Massa, Urutubey, Bossio y todos esos.

— Los demás partidos de la oposición, ¿que postura tienen para vos ante el gobierno de Macri?

— La verdad que la única oposición al macrismo es el Frente para la Victoria. Fijate Margarita Stolbizer, que votó el desguace de la Ley de Medios de la democracia, cuando su espacio la había votado a favor en el 2009. Yo creo que tienen una idea equivocada, son muy temerosos de los medios de comunicación. Son actores de la política muy disciplinados, no se animan a oponerse a nada con tal de no ser criticados por esos medios, creen que la política pasa por ahí.

La verdad que la única oposición al macrismo es el Frente para la Victoria. Fijate Margarita Stolbizer, que votó el desguace de la Ley de Medios de la democracia, cuando su espacio la había votado a favor en el 2009. Yo creo que tienen una idea equivocada, son muy temerosos de los medios de comunicación.


La cámara oculta del 2013 y el escándalo que nunca terminó de ser: “Fue para perjudicar al Frente para la Victoria”

– Hablando de los medios, en el 2013 cuando salió a la luz el video en donde se te veía discutiendo por una infracción de tránsito. ¿Cómo te repercutió eso? Sobre todo teniendo en cuenta que, a pesar de eso, sacaste más votos que en las PASO.

— Sí, eso fue una semana antes de la elección general. Yo entiendo que eso ha sido un intento de perjudicarme a mí en la elección para perjudicar al Frente para la Victoria. Porque además era una edición muy hoolywodense.

— Días después se dio a conocer el video completo, pero sin embargo ya nadie lo difundía. 

— Claro, ya nadie le dio bola. Pero ahí quedaba bien claro que yo nunca quise coimear a la agente de tránsito, pedí que me llegue la boleta. Yo le dije que no era como la vieja política que usaba a sus amistades para zafar de una multa ni que quería que la echaran a ella ni que la suspendieran, sino que se había comportado mal y que había sido autoritaria. La ley 70 de vialidad establece que ante la falta de comprobante de seguro, no es motivo para que se quite el vehículo. Es una infracción que se debe pagar. Sin embargo, entre esta chica y gendarmería, que son los que filmaron el video, me tuvieron 45 minutos buscando otra cosa. Yo creo que buscaban que los coimeara.

Entre esta chica y gendarmería, que son los que filmaron el video, me tuvieron 45 minutos buscando otra cosa. Yo creo que buscaban que los coimee.

— ¿Qué sentiste al verte expuesto así en los medios?

— Más que los medios fue sobre todo Todo Noticia (TN), que lo ponía cada dos minutos. Además, por ese hecho, tuve cuatro tapas y una nota principal de Clarín, todas seguidas. La actual ministra de seguridad fue agarrada con alcohol de más mientras manejaba, hay dirigentes sindicales que también. Hubo un caso en La Plata, donde el dirigente se bajó con su hijo del auto, trompearon a una mujer policía y a la pareja que también era policía y estaba de servicio con ella. Después, llamaron por teléfono y vino un grupo lleno de su banda para apretar a los policías y el auto se fue. Nadie habló de eso, ni de que un concejal del PRO atropelló y mató por exceso de velocidad. Yo creo que subestiman a la gente y a su inteligencia. No me sorprendió por parte de los medios.


6


La identidad política y la identidad personal gracias a Abuelas de Plaza de Mayo: “No sos íntegramente libre si no conocés tu origen”

— Teniendo en cuenta tu historia como nieto restituido por Abuelas de Plaza de Mayo, ¿creés que con el nuevo gobierno se van a continuar las políticas de Derechos Humanos llevadas a cabo por el kirchnerismo?

— Ellos han dicho que había que continuar con los juicios, esperemos que la realidad sea compatible con sus dichos. Sí puedo decir que algunas de las políticas llevadas a cabo por la Secretaría de Derechos Humanos se descontinuaron, es algo que sucedió. Yo creo que nadie se animaría a tratar de terminar con esos juicios. La conciencia de la sociedad argentina es muy alta en ese sentido. Puedo llegar a ser ingenuo, pero prefiero agarrarme a eso y creer que no va a pasar nada malo con respecto a algo tan importante. Si sucede, será el pueblo el que decida qué hacer.

— ¿Cómo influyó tu historia personal con tu acercamiento a la política?

— Fue casi en paralelo. Yo recupero la identidad en enero del 2004. En marzo de ese año, se hace el acto de recuperación de la Ex Esma y me toca hablar. Ahí conozco a Alicia Kirchner, la saludo y al mes me llama para ofrecerme trabajar con ella. Al poco tiempo, empecé a relacionarme con Néstor y así sigo. Fueron dos construcciones identitarias simultáneas: la de mi identidad junto a mi identidad política.

— ¿Cómo conviven actualmente?

— La militancia es una parte inherente de mi vida, es a lo que le dedico más tiempo, incluso más que a mi familia.

— ¿Qué mensaje le podrías dar a alguien que tiene dudas sobre su identidad?

— Lo mismo que dije en el 2004 en la ex Esma: conocer la identidad es un paso superador para obtener la libertad. No sos íntegramente libre si no conocés tu origen, es algo que te aqueja, las dudas te presionan y buscan canalizarse de alguna manera. A mí me pasaba que lo hacía por el lugar incorrecto, hasta que me di cuenta de que había algo más profundo. Cuando me pregunté sobre mí mismo y descubrí que finalmente era eso, me saqué mil kilos de encima.

— ¿Qué te pareció que se supiera que Cristina Kirchner estaba leyendo el libro “De vuelta a casa” de Analía Argento (Marea Editorial, 2008) en su viaje a Buenos Aires?

— Se lo mandé yo ese libro. Néstor también lo había leído, la primera edición. Siempre fueron y son muy sensibles a esta causa.

— Por último, ¿para vos qué importancia tienen Abuelas y Madres de Plaza de Mayo?

— Yo creo que son luchas constitutivas de la argentinidad. Me animaría a decir de la patria, que es mucho más que una nación. Patria es una nación justa y yo creo que ellas, con sus luchas, son constitutivas de esa Patria. 


Fotos: Virginia Torres Schenkel


*Entrevista también publicada en El Ciudadano (Chile)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR