Un año y La Primera Piedra sigue rodando

por Redacción La Primera Piedra

Hoy se cumple un año del lanzamiento de La Primera Piedra y el periodismo sigue pasando, como dijimos en nuestra editorial de lanzamiento, tiempos convulsos. El barro político y los intereses económicos están más que nunca a la vista del público y prácticamente sólo los obstinados y necios pueden no verlos. En ese contexto, ¿por qué seguimos lanzando La Primera Piedra?

Por varios motivos. Primero y fundamental para no esconder la mano y plantear nuevas miradas sobre diversos temas de actualidad o expresiones artísticas. Creemos que para aquellos a quienes no les guste que le griten mirando a cámara o escuchar a alguien tocar de oído sobre un tema, puede encontrar en La Primera Piedra una buena alternativa. No tenemos la verdad, pero sí ayudamos a buscarla.

También porque queremos agrandar la estrecha agenda que los medios masivos de comunicación imponen. Eso no implica descuidar temas de coyuntura o hacernos los distraídos ante ciertas problemáticas, sino más bien agregarle a esos asuntos otros acontecimientos igualmente importantes o que brillan por su ausencia. La Primera Piedra es, sobretodo, un medio alternativo, así que no nos interesa lo ya masticado hasta el cansancio, más bien queremos darte el menú y que vos elijas.

En tercer lugar creemos en los distintos tipos de comunicación. Un poema, una crónica o un cuento también son reflejos de una realidad, muchas veces más nítidos que lo que cualquier manual de estilo periodístico pudiera sostener. Valiéndose de sus propias herramientas, los lenguajes literarios nos parecen fundamentales a la hora de pensar la realidad. Los ensayos o las críticas artísticas no están exentos en este aspecto.

En este mismo sentido, creemos que la autogestión es una forma de enfrentar los poderes concentrados y los medios de los que estos disponen. El camino, obviamente, se hace más largo, pero todas las piedras que encontramos en el camino las recogemos y las arrojamos aunque no estemos libres de pecados.

Cumplir un año es, en cierto sentido, anecdótico, pero también sirve para hacer balances. Seguimos en la búsqueda de lograr una forma de comunicación alternativa y enriquecedora. Si bien es una meta que parece moverse todo el tiempo, como el horizonte, creemos que vamos por buen camino. No por egolatría, sino porque vos nos lo hiciste sentir en este tiempo. Así que por eso, muchas gracias.

La piedra que lanzamos sigue rodando y cuando veamos que se detiene, usaremos el siguiente poema de Vicente Luy como guía:

“¿Tus palabras no atraviesan las paredes?
 Modifica tus palabras”

 

 

 

 

Contactos:

Facebook: La Primera Piedra

Twitter: @revistalpp

contacto: hola@laprimerapiedra.com.ar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR