Reforma previsional: mentiras de campaña y un ajuste que no cierra sin represión

por Redacción La Primera Piedra

La Confederación General del trabajo (CGT) anunció un paro general para el próximo viernes 15 de diciembre contra la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri. Ahora bien, ¿qué dijo el actual mandatario durante su campaña presidencial? Además, durante el día de ayer y hoy se registraron accionares violentos por parte de las fuerzas de seguridad, las cuales por orden del Ejecutivo están desplegando un inaudito operativo de seguridad para reprimir cualquier protesta. 



La CGT y una respuesta a la reforma previsional que llega tarde

La convocatoria a la sesión especial en Diputados por parte de Cambiemos para tratar el paquete de reforma previsional y tributaria alarmó a las organizaciones políticas y sociales y provocó la reacción de los gremios que lanzaron paros y movilizaciones. En ese sentido, docentes de todos los ciclos llamaron a un paro nacional y la CGT armó una reunión de emergencia para analizar plan de lucha: este viernes habrá un paro nacional desde las 00hs. ¿Por qué hacerlo después del debate que puede terminar con la ley sancionada?

La tardía reacción de la CGT, una constante desde la asunción de Macri, se da en un momento crítico: la represión a cualquier tipo de movilización y protesta contra la reforma previsional. Mientras otros gremios anunciaban planes de luchas, la CGT no daba respuesta. Ahora, con la votación a punto de desarrollarse durante el día de mañana y con altas posibilidades de ser aprobada en la Cámara de Diputados, la respuesta del principal gremio de trabajadores tiene gusto a poco o, al menos, a una reacción más que tardía.



Las promesas de campaña de Macri: cada vez más lejos del 82%

En un Gobierno que se acostumbra a trabajar mediante focus groups (recientemente se supo que se destinaron más de 250 millones de pesos en encuestas de opinión), todas sus políticas, a pesar de la gravedad que acarrean, parecen ser tratadas como una cuestión de marketing. Con promesas pomposas en su campaña, Macri definía a los jubilados como uno de los “más castigados” por el gobierno kirchnerista. Por eso, prometía el 82% móvil y universal.

“El 82% móvil es un compromiso asumido. Las propuestas de UNA coinciden casi en su totalidad con las nuestras”, declaró Macri en un acto previo al ballotage del 2015. El acto realizado en Jujuy quería seducir al electorado votante de Sergio Massa y gran parte se centró en la realidad de los jubilados. Dos años después, el 82% móvil parece cada vez más lejano para las jubilaciones que se actualizarán solo de acuerdo a la inflación. Partiendo de un piso ineficiente, el panorama para los jubilados es cada vez más desolador.

“El 82% móvil es un compromiso asumido. Las propuestas de UNA coinciden casi en su totalidad con las nuestras”, declaró Macri en un acto previo al ballotage del 2015

Tal como informamos anteriormente en La Primera Piedra la mayor crítica que se la ha hecho al proyecto de reforma previsional es la modificación en el cálculo de aumentos que se aplicaría a partir del año próximo. Según este nuevo método, las actualizaciones de haberes se calcularían de forma trimestral según un 70% del índice inflacionario y un 30% de la variación de salarios, en vez de tomar un 50% de la evolución de los salarios y un 50% de la recaudación como establece la legislación vigente. De esta forma, el aumento en marzo pasaría a ser de un 5,7% en vez de un 12% como era esperado.

(Leer nota relacionada: 3 aspectos negativos de la reforma previsional)

Las viejas promesas de campaña, donde Macri, Vidal y Michetti aparecían asegurando que nadie iba a perder nada de lo que ya tenía, ahora parecen olvidadas rápidamente. El trámite express de esta ley clave y fundamental para el futuro de millones de argentinos, pero también para el presente de los jubilados, así como el contexto de represión institucional de las fuerzas de seguridad, no hacen más que enturbiar más los ánimos.


Reforma previsional

Afiche web de Cambiemos durante la campaña 2015


La reforma previsional y un ajuste que no cierra sin represión

“El motivo de la represión es que gobierna Cambiemos”, sentenció María del Carmen Verdú, abogada y referente de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) en una de las tantas entrevistas realizadas tras la represión sucedida en el día de ayer durante las manifestaciones en contra de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que tiene lugar en Puerto Madero.

(Leer nota relacionada: Represión al servicio de la OMC: una nueva cacería contra la protesta social)

Como señalamos en La Primera Piedra, desde la llegada al poder del gobierno de Mauricio Macri la cantidad de muertes en manos del Estado aumentó notablemente y, mientras se espera la presentación del informe represivo anual de la organización, ya se conoce que el promedio aumentó a más de un asesinato por día. Además de que la participación de las fuerzas estatales aparece cada vez con más violencia en la protesta social para criminalizarla y reprimirla.

Desde la llegada al poder del gobierno de Mauricio Macri la cantidad de muertes en manos del Estado aumentó notablemente, alcanzando un promedio de más de un asesinato por día, tal como adelantó CORREPI

El ajuste impuesto por Cambiemos no cierra sin represión y las distintas organizaciones sociales que intentaban reclamar en la puerta del Congreso para frenar la reforma previsional, también sufrieron el accionar de las fuerzas represivas. ¿Qué clase de Gobierno defiende sus leyes con el brazo armado del Estado? ¿Por qué la organización civil no forma parte del debate de leyes esenciales? El actual Gobierno de Mauricio Macri y su dictadura del marketing siguen a paso firme haciendo todo lo que dijeron que no iban a hacer. Mientras, el silencio de los grandes medios es más que revelador.


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR