Represión en comunidad mapuche: otro episodio de una cacería

por Laura Verdile

Ayer, la comunidad mapuche Pu Lof en Cushamen, provincia de Chubut, volvió a ser el centro de una cacería con un violento operativo en el que hubo balas de goma y quema de pertenencias. Como resultado, varias personas fueron detenidas y una persona aún continúa desaparecida. El hecho ocurrió un día después de la represión a manifestantes que reclamaban la libertad del líder mapuche Facundo Jones Huala, frente al Juzgado Federal de Bariloche. (Foto: Red de Apoyo Comunidades en Conflicto – MAP)


La comunidad mapuche Pu Lof en Cushamen, localidad de Resistencia, Chubut fue nuevamente atacada por efectivos de la Gendermería Nacional. De acuerdo a Cosecha Roja, luego de que se hostigó a la comunidad durante la madrugada del martes con disparos y reflectores, el juez Guido Otranto ordenó un operativo de desalojo con la excusa de intervenir por “posibles cortes en la ruta”. Así fue cómo irrumpieron un camión hidrante que dio paso a agentes que portaban armas 9mm y escopetas.

Los gendarmes atacaron a las mujeres que se encontraban con sus hijos en la casa de guardia y, una vez dentro del territorio, armaron una fogata con pertenencias de la comunidad, como calzado, frazadas, colchones, ropa, bancos de semillas orgánicas y carpas.

Según el portal, los gendarmes atacaron a las mujeres que se encontraban con sus hijos en la casa de guardia y, una vez dentro del territorio, armaron una fogata con pertenencias de la comunidad, como calzado, frazadas, colchones, ropa, bancos de semillas orgánicas y carpas. Además, se llevaron documentación de personas, herramientas de trabajo, libros y revistas. De acuerdo a lo relatado Agencia de Noticias Redacción (ANRed) por Andrea Millañanco, vocera del Pu Lof en Resistencia, el operativo terminó con nueve personas heridas y varios detenidos.


20479892_1952401815026170_3022091616844146449_n

Foto: Red de Apoyo Comunidades en Conflicto – MAP


Los integrantes de la comunidad mapuche afirmaron a ANRed que todo esto sucedió mientras que Gendarmería mantuvo cortado el tránsito sobre la Ruta 40, para que ningún vehículo pueda acercarse a la zona. Además, el vehículo de una de las voceras de Pu Lof, Soraya Maicoño, que se trasladaba a Esquel al momento de los hechos, fue interceptado y requisado por efectivos que les confiscaron teléfonos y memorias USB “como prueba”. Se les inició una causa federal por “entorpecimiento del servicio público” y estuvieron detenidos durante siete horas.

Todo esto sucedió mientras que Gendarmería mantuvo cortado el tránsito sobre la Ruta 40, para que ningún vehículo pueda acercarse a la zona.

Durante varias horas, se desconoció el paradero de tres mujeres y dos niños que luego se reencontraron con el resto de los integrantes de la comunidad. Al día de la fecha continúa desaparecido Santiago Maldonado que, de acuerdo al relato de las personas que lograron escapar, fue capturado por Gendarmería.

20525785_1952402238359461_2719246937789223902_n

Foto: Foto: Red de Apoyo Comunidades en Conflicto – MAP –


El violento operativo ocurrió un día después de que la Policía de Seguridad Aeroportuaria y Gendarmería Nacional reprimiera a integrantes de la comunidad que se manifestaban exigiendo la libertad del líder mapuche Facundo Jones Huala, frente al Jugzado Federal de la ciudad de Bariloche. Tal como relata ANRed, como resultado fueron detenidas nueve personas: Romina Jones, quien fue golpeada en la cara y sufrió una rotura en los dientes Diana Cifuentes, Fausto Jones Huala, Rodrigo Antimil, Santiago Jones y Mateo Oviedo, Emilio Jones, Ismael Painefil y Néstor Anticura.

Facundo Jones Huala fue detenido el pasado 27 de junio a 50 km. de Bariloche, por orden del juez federal Gustavo Villanueva, a partir de un pedido de captura internacional para ser extraditado y juzgado en Chile. Sin embargo, un juicio llevado adelante durante el 2016 ya había declarado la nulidad de ese pedido. Como afirma Cosecha Roja, la resolución, dictada por el magistrado federal de Esquel, había sido también debidamente comunicada a las autoridades nacionales, como al Jefe de Sección Extradiciones, Departamento Interpol.

(Leer nota relacionada: Represión a la Asamblea por la liberación de Jones Huala: otro golpe a la protesta social)


20476245_1952401921692826_3171839351350336531_n

Foto: Red de Apoyo Comunidades en Conflicto – MAP –


Estos nuevos episodios represivos, junto a la detención de Jones Huala se inscriben en un contexto de persecución que la comunidad mapuche sufre por parte de las fuerzas de seguridad desde marzo de 2015, cuando inició la recuperación del territorio de Vuelta del Río, una de las estancias apropiadas por la multinacional textil italiana Benetton. Desde ese momento, la comunidad fue brutalmente reprimida en varias oportunidades, como sucedió el pasado enero de 2017, cuando un operativo llevado adelante por Gendarmería dejó tres heridos con balas de plomo.

(Leer nota relacionada: Represión en comunidad mapuche: la violencia a favor de las empresas extranjeras)

Una vez más, queda demostrada la existencia de una política de Estado represiva que silencia la protesta social y que busca disciplinar a la comunidad mapuche a fuerza de golpes y balas. Un accionar que solo puede ser llevado adelante gracias a a decisión política de ampliar facultades policiales, avalando así el envalentonamiento de las fuerza de seguridad.


También te puede interesar:

Aumento de las detenciones por “resistencia a la autoridad”: violencia policial a la orden del día
Represión en comunidad mapuche: la violencia a favor de las empresas extranjeras

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR