20 frases de Rodolfo Walsh: dar testimonio en momentos difíciles

por Giuliana Sordo

En el aniversario del asesinato y desaparecimiento de Rodolfo Walsh, escritor, periodista y militante, su figura es referente de una comunicación construida desde abajo. Mediante la denuncia, la obsesiva verificación de la información y el compromiso por la verdad, puso sus palabras al servicio de la lucha por la transformación de la sociedad. A 40 años de su muerte en manos de un grupo de tareas de la ESMA, en La Primera Piedra recuperamos sus convicciones e ideas con sus siguientes frases.



“Mientras los ideólogos sueñan, gente más práctica tortura y mata. Y eso es concreto, eso es urgente, eso es de aquí y de ahora”.
(Prólogo para la primera edición de Operación Masacre, julio de 1957)

“No puedo, ni quiero, ni debo renunciar a un sentimiento básico: la indignación ante el atropello, la cobardía y el asesinato”.
(Prólogo para la primera edición de Operación Masacre, julio de 1957)

“Creo, con toda ingenuidad y firmeza, en el derecho de cualquier ciudadano a divulgar la verdad que conoce, por peligrosa que sea”.
(Introducción de la primera edición de Operación Masacre, marzo 1957)

Operacion Masacre LSF

“Entretanto, el jefe de Policía que ordenó esta masacre en particular sigue en su cargo. Eso significa que la lucha contra lo que él representa continúa. Y tengo la firme convicción de que el resultado último de esa lucha influirá durante años en la índole de nuestros sistemas represivos”.
(Introducción de la primera edición de Operación Masacre, marzo 1957)

“Mis colegas periodistas de los grandes diarios podrían tomarse el trabajo que yo me tomé, en vez de copiar lo que les dicta el teniente coronel fusilador”. 
(Introducción de la primera edición de Operación Masacre, marzo 1957)

(Leé nota: Rodolfo Walsh: una militancia colectiva y la comunicación como herramienta de transformación)


rodolfo-ealsh-isla


“Tanto entonces como ahora creo que el periodismo es libre, o es una farsa, sin términos medios”.

(Provisorio epílogo de la primera edición de Operación Masacre, julio 1957)

“Sólo un débil mental puede no desear la paz. Pero la paz no es aceptable a cualquier precio. Y siempre habrá en germen nuevos levantamientos, y nuevas olas de insensata revancha, mientras se mantengan al frente de los organismos represivos del Estado hombres como el actual jefe de Policía de la provincia de Buenos Aires, teniente coronel Desiderio Fernández Suárez”.
(Provisorio epílogo de la primera edición de Operación Masacre, julio 1957)

“Es posible que, al fin, me convierta en un revolucionario. Pero eso tiene un comienzo muy poco noble, casi grosero. Es fácil trazar el proyecto de un arte agitativo, virulento, sin concesiones. Pero es duro llevarlo a cabo. Exige una capacidad de trabajo que todavía no poseo.”
(Papeles personales, 1968)

“Dentro del sistema, no hay justicia. Otros autores vienen trazando una imagen cada vez más afinada de esa oligarquía, dominante frente a los argentinos, y dominada frente al extranjero. Que esa clase esté temperamentalmente inclinada al asesinato es una connotación importante, que deberá tenerse en cuenta cada vez que se encare la lucha contra ella. No para duplicar sus hazañas, sino para no dejarse conmover por las sagradas ideas, los sagrados principios y, en general, las bellas almas de los verdugos”. 
(“Retrato de la oligarquía dominante”, epílogo de la tercera edición de Operación Masacre, 1969)

“Para los diarios, para la policía, para los jueces, esta gente no tiene historia, tiene prontuario; no los conocen los escritores ni los poetas; la justicia y el honor que se les debe no cabe en estas líneas; algún día sin embargo resplandecerá la hermosura de sus hechos, y la de tantos otros, ignorados, perseguidos y rebeldes hasta el fin”.
(“Noticia Preliminar” en ¿Quién mató a Rosendo? 1969)



“El sistema no castiga a sus hombres: los premia. No encarcela a sus verdugos: los mantiene.” 
(¿Quién mató a Rosendo? 1969)

“Esta denuncia ha transcurrido en el mismo silencio en que transcurrió ‘Operación Masacre’. No es la única semejanza. Tanto en un caso como en otro se asesinó cobardemente a trabajadores desarmados (…) En mayor o menor grado estos hombres representaban una vanguardia obrera y revolucionaria. Tanto en un caso como en otro los verdugos fueron hombres que gozaron o compartieron el poder oficial (…) Ese silencio de arriba no me importa demasiado. Tanto en aquella oportunidad como en ésta me dirigí a los lectores de más abajo, a los más desconocidos. Aquello no se olvidó, y esto tampoco se olvidará”.
(¿Quién mató a Rosendo? 1969)

“Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia aparece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las cosas”.

(“Cordobazo” en el Periódico de la CGT de los Argentinos, 1969)

El violento oficio de escribir LSF

“Cadena Informativa es uno de los instrumentos que está creando el pueblo argentino para romper el bloqueo de la información. Cadena Informativa puede ser usted mismo, un instrumento para que usted se libere del terror y libere a otros del terror. Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote al terror. Haga circular está información”
(Cadena informativa, 1976)

“Hoy se cumplen tres meses de la muerte de mi hija, María Victoria, después de un combate con las fuerzas del Ejército (…) En el tiempo transcurrido he reflexionado sobre esa muerte. Me he preguntado si mi hija, si todos los que mueren como ella, tenían otro camino. La respuesta brota desde lo más profundo de mi corazón y quiero que mis amigos la conozcan. Vicki pudo elegir otros caminos que eran distintos sin ser deshonrosos, pero el que eligió era el más justo, el más generoso, el más razonado. Su lúcida muerte es una síntesis de su corta, hermosa vida. No vivió para ella, vivió para otros, y esos otros son millones. Su muerte sí, su muerte fue gloriosamente suya, y en ese orgullo me afirmo y soy quien renace de ella.” 
(Carta a mis Amigos, 29 de diciembre de 1976)


Foto: Antonio Marín Segovia


“El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades”.
(Carta abierta de un escritor a la junta militar, 24 de marzo de 1977)

“Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de exterminar a la guerilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido”.
(Carta abierta de un escritor a la junta militar, 24 de marzo de 1977)

“Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada”.

(Carta abierta de un escritor a la junta militar, 24 de marzo de 1977)

“Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas”.
(Carta abierta de un escritor a la junta militar, 24 de marzo de 1977)

“Sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles”.

(Carta abierta de un escritor a la junta militar, 24 de marzo de 1977)



También te puede interesar:

Rodolfo Walsh: una militancia colectiva y la comunicación como herramienta de transformación
Frases para la memoria: a 41 años de la dictadura cívico-militar
Malvinas en frases: a 34 años de la guerra
20 Frases de Fidel Castro: el líder de la revolución cubana
La vuelta a Mafalda en 80 citas
La vuelta a Eduardo Galeano en 80 citas

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR