Dóberman: de las tablas a la gran pantalla

por Laura Gómez

Esta historia fue concebida inicialmente para las tablas, pero Azul Lombardía (actriz, dramaturga, guionista y directora) decidió adaptar la obra de teatro al lenguaje cinematográfico y esta es su ópera prima. Protagonizada por las actrices Maruja Bustamante y Mónica Raiola, Dóberman indaga el universo femenino desde la cotidianidad, a través de un humor liviano que se torna cada vez más opresivo y desemboca en la tragedia.


Las transposiciones suelen ser un gran desafío para los creadores: una novela deviene serie, los cómics se transforman en películas, un cuento opera como materia de inspiración para una pieza de teatro. La enumeración podría ser mucho más extensa, pero lo cierto es que nunca falta la polémica entre el público de los distintos códigos semióticos puestos en juego (si no vean lo que ocurre últimamente con el fenómeno Game of Thrones).

La historia de Dóberman fue concebida inicialmente para ser representada por dos actrices en la intimidad de una sala de teatro. ¿Qué pasa cuando el texto debe poner en juego otros lenguajes y recursos? A veces la experiencia es positiva porque se logran reformular esas dinámicas; otras no tanto. El caso de Dóberman es exitoso en líneas generales, pero merece algunas consideraciones.

El relato transcurre a la hora de la siesta en un pueblo chico ubicado en las afueras de la ciudad (y ya se sabe lo que dice el refrán). Las protagonistas son Mercedes (Mónica Raiola) y Mirna (Maruja Bustamante), dos mujeres que atraviesan situaciones familiares muy distintas, pero que comparten la soledad y ciertas obsesiones. Mercedes charla por teléfono con sus vecinas y se ocupa de múltiples tareas hogareñas: dobla pilones de prendas, pone otra tanda en el lavarropas y corta verduras para preparar un tuco. En medio de esa minúscula vorágine cotidiana, Mirna llega para intercambiar algunos chismes: ella es la esposa del remisero del barrio, tiene seis hijos y hace poco abandonó la medicación que le permitía controlar algunos de sus peores impulsos.

Por un lado, la propuesta cuenta con dos actrices de excelencia y larga trayectoria que llevan esta historia grabada en sus cuerpos (fueron las mismas que interpretaron estos personajes en la obra de teatro). Por otro, tenemos un texto concebido desde el campo de la dramaturgia que por momentos se torna algo pesado para seguir en este nuevo soporte. Finalmente, habrá que considerar el punto de vista y la puesta de cámara como elementos articuladores, porque son los que nos permiten ingresar al universo compartido por estas mujeres.

El largometraje descansa esencialmente en las poderosas interpretaciones de Raiola y Bustamante: ellas encuentran el tono adecuado para jugar en ese borde peligroso donde se fusionan el humor y la tragedia, el drama y la comicidad. En este relato no hay inocencia porque las protagonistas ocultan mundos complejos bajo una superficie aparentemente llana. Azul Lombardía definía a sus personajes como “volcanes sin erupción, porque lo que más las quema lo guardan bien adentro”, y es una imagen tan bella como precisa.

La excelente labor interpretativa de estas actrices no siempre va acompañada de la mejor manera por el ritmo narrativo y el lenguaje estrictamente cinematográfico, pero la puesta de cámara es un elemento que opera como buen articulador porque logra mantener la tensión dramática y encuentra buenos puntos de fuga para abrir la mirada sobre acciones que se desarrollan en un único espacio (la casa de Mercedes). El resultado final es una buena síntesis de ese juego -siempre atractivo- entre lo mostrado y lo sugerido del universo femenino.


FICHA TÉCNICA

Guion y dirección: Azul Lombardía
Producción Ejecutiva: Lucas Mirvois, Pablo Ingercher y Ramiro Pavón.
Producida por: La Maldita y Oh My Gómez! Films
Dirección de Fotografía y Cámara: Eric Elizondo
Dirección de Arte: Santiago Badillo
Montaje: Nicolás Goldbart
Vestuario: Victoria Nana
Maquillaje y Peinado: Lorena Superville
Dirección de Sonido: Maxi Gorriti
Música Original: Mariano Otero

Duración: 72 minutos

País de origen: Argentina

Distribuye: Santa Cine

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario