Rodolfo Walsh en historietas: el peligroso oficio de informar

por Gustavo Yuste

En el año 2016, CJ Camba y Gonzalo Penas decidieron dar un novedoso enfoque sobre la vida del escritor y periodista que marcó a distintas generaciones. Rodolfo Walsh en historieras (Maten al mensajero) es un material de lectura clave para encontrar nuevos detalles a 42 años de su muerte y desaparición.



El 25 de marzo de 1977, Rodolfo Walsh fue interceptado por un grupo de militares en la esquina porteña de San Juan y Entre Ríos. El periodista y escritor se encontraba repartiendo copias de su emblemática “Carta a la Junta Militar”, texto que pasó a la historia como un símbolo de resistencia y ética periodista. Tras un extenso tiroteo, el cuerpo de Walsh continúa desaparecido desde esa fecha. Su figura, en cambio, no deja de volver al centro de la escena.

El trabajo realizado en conjunto por CJ Camba y Gonzalo Penas abre las puertas para entender sus años de estudio, su conversión en un escritor a secas a un autor comprometido con el “amenazante mundo exterior” y la necesidad de informar con la misma precisión con la que escribía sus relatos

Con una novedosa propuesta, Rodolfo Walsh en historietas (Maten al mensajero, 2016), recorre seis episodios claves para entender el mito que se ha creado en torno a él. Símbolo de los 128 periodistas desaparecidos por la dictadura cívico militar, volver a Walsh es un ejercicio para la memoria y para la buena práctica del periodismo. Escribe Santiago Kahn, editor de Maten al mensajero, en el prólogo: “Este libro puede servir para incentivar nuevas lecturas, abrir el interés hacia el trabajo de Walsh y hacia una mirada sobre la historia política argentina”.

(Leer también: EL DÍA QUE RODOLFO WALSH SE CONVIRTIÓ EN REVOLUCIONARIO)

En esa dirección, el trabajo realizado en conjunto por CJ Camba y Gonzalo Penas abre las puertas para entender sus años de estudio, su conversión en un escritor a secas a un autor comprometido con el “amenazante mundo exterior” y la necesidad de informar con la misma precisión con la que escribía sus relatos. Entre escenas de la vida familiar y la escena pública, Walsh lanza una pregunta clave en su época: “¿Cómo seguir siendo el mismo la próxima vez que me siente frente a una máquina de escribir?”.



Rodolfo Walsh en historietas (Maten al mensajero, 2016)

Con una propuesta visual atractiva que dialoga a la perfección con los diálogos y los textos que conforman este libro biográfico en forma de comics, Rodolfo Walsh en historietas recorre la de forma precisa y resumida una historia que no siempre es sencilla de contar. De esta manera, se puede ver las últimas horas de su vida, su trabajo en Cuba, así como también la relación que mantenía con su hija Victoria, con quien compartía el oficio y la militancia.

El 29 de septiembre de 1976, día de su cumpleaños número 26, “Vicki” se quita la vida tras más de una hora y media de fuego cruzado con los militares que habían ido a secuestrar a ella y sus compañeros. La decisión del suicidio estuvo acompañada por Alberto Molinas, quien gritó desde la terraza  “Ustedes no nos matan, nosotros elegimos morir”, frase que pasaría a la posteridad.

(Leer también:LA DECONSTRUCCIÓN DE LA MEMORIA: RODOLFO Y VICTORIA WALSH, POR MARÍA MORENO)



Victoria y Rodolfo Walsh

A 42 años de su asesinato y desaparición, Walsh es una figura que no para de crecer y de servir de referencia a la hora de pensar la literatura y la escritura. Después de todo, siguiendo sus propias palabras, “una máquina de escribir puede ser una pistola o un abanico”. Walsh tuvo en claro cuál de las dos opciones prefería, dejando un legado profesional y ético tanto para las próximas generaciones de escritores como de periodistas.


Si naciste entre 1975 y 1980, y tenés dudas sobre tu origen, comunicate con ABUELAS DE PLAZA DE MAYO (011) 4384-0983 – www.abuelas.org.ar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario