El equilibrista: la osadía en escena

por Laura Gómez

El 2019 traerá a la cartelera porteña el estreno de la nueva pieza escrita, producida y protagonizada por Mauricio Dayub, El equilibrista. El texto fue escrito junto a Patricio Abadi y Mariano Saba, y la dirección quedó a cargo de César Brie. Después de 10 años, Dayub vuelve al territorio del unipersonal con una propuesta en clave autobiográfica, donde ficción y realidad se funden en un auspicioso experimento escénico que incluye una performance de equilibrio sobre una cinta. Puede verse a partir de enero, los martes a las 21 hs. en Chacarerean Teatre (Nicaragua 5565).


“El mundo es de los que se animan a perder el equilibrio”. Esa es la premisa que estructura la nueva obra de Mauricio Dayub, y también una frase que solía decir su abuelo de manera recurrente. La pieza se presenta como un itinerario autobiográfico guiado por cuatro personajes principales y otros satélites que rondan la escena. El texto ha sido escrito a seis manos junto a Patricio Abadi y Mariano Saba, mientras que la dirección quedó a cargo de César Brie.

En algunas entrevistas Mauricio Dayub se ha mostrado muy entusiasmado con el estreno, y no teme en asegurar que esta quizás sea la obra más linda que hizo en su vida. Y aunque no sabemos lo que el futuro tiene deparado para este artista, hoy hay elementos suficientes que podrían avalar su hipótesis. El equilibrista es una obra sensible, fresca, dinámica, de esas que sin dudas tocarán alguna fibra íntima en los espectadores.

Lo primero que escuchará el público será la melodía ejecutada por un acordeón y replicada en el silbido del propio Dayub (un patrón que se repetirá a lo largo de toda la pieza en distintas versiones y funcionará como una suerte de hilo conductor). Esas notas musicales alcanzan y sobran para ingresar al universo de El equilibrista, donde ficción y realidad se funden para dar vida a algo nuevo, un experimento escénico atravesado enteramente por la narración en primera persona. Allí aparece el relato de inmigración, la historia de amor, el escape, la separación, las peleas, el reencuentro, la reconciliación y, siempre, los riesgos.


Y riesgos son los que enfrentará Dayub cada noche, no sólo ante el desafío de caminar sin soportes por una cinta que cruza toda la sala del Chacarerean, sino también a la hora de componer cada uno de los personajes que intervienen en este recorrido. El actor interpreta a su padre (hombre dedicado a las subastas), a un adolescente que sufre su primera decepción amorosa, al tío Chichito (referí profesional), al tío Quico (guardavidas), a su abuela, e incluso a toda la parentela italiana en una escena tan desopilante como tierna.

Hay otro eje interesante que atraviesa toda la obra y es la contraposición entre el día y la noche: “Mirá, pibe. Durante el día se surfea, se va por la superficie; durante la noche se bucea”, solía decir otro de sus parientes. Este tópico aparece varias veces en los textos y es un elemento muy atractivo para describir dos mundos paralelos: el de los “seres equilibrados” y el de quienes se atreven a perder el equilibrio.

La pieza se presenta como un atractivo compendio de textos, personajes, relatos y objetos. La escenografía y la música acompañan la historia y permiten que los espectadores se mantengan sumergidos en esta atmósfera los 60 minutos de función. El equilibrista tiene mucho de autobiográfico y, quizás por esa afinidad entre sensibilidades humanas, se generará instantaneamente una identificación con las encantadoras criaturas que configuran este universo. Muy recomendable propuesta para pasar el verano en una de las salas más prestigiosas del circuito independiente.


Funciones: a partir de enero los martes a las 21 hs. en Chacarerean Teatre (Nicaragua 5565)
Entradas: $ 450 y $ 350
Descuentos: Clarín 365, Cablevisión, Atrapalo.com
Localidades por Plateanet 5236-3000
Plateanet

FICHA TÉCNICA
Autores: Patricio Abadi, Mariano Saba y Mauricio Dayub
Dirección: César Brie
Director asistente: Paolo Sambrini
Diseño de vestuario y escenografía móvil: Gabriella Gerdellics
Diseño de fondo escenográfico: Graciela Galán
Diseño de iluminación: Ricardo Sica
Música: Pablo Brie
Fotografía:  Marcos López
Operador de luces y maquinaria: Pablo Gómez
Operador de sonido: Paolo Sambrini
Co-asistente: Franco Planel
Realización de objetos móviles: Mariano Indij, Alfredo Godoy Wilson y Lucía Lossada
Asistente de fondo escenográfico: Mariela Solari
Realización de fondo escenográfico: Gabriela Kohatus
Realización de vestuario: Lidia Benitez – Elena Faranda
Pelucas: Roberto Mhor
Slack line: Alejandro Dirisio y Federico Tiglio
Diseño gráfico: Pablo Bologna
Redes sociales: Mariana Copland
Prensa y difusión: Carolina Alfonso
Producción ejecutiva: Micaela Labanca
Producción general: Mauricio Dayub
Duración del espectáculo:  60 minutos

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR